Rayos UV y sus efectos en el ojo

Todos hemos oído hablar de los perjuicios que el sol causa en la piel, pero ¿qué pasa con la visión? Es igual de crucial que protejamos nuestros ojos de los riesgos de una exposición excesiva a los rayos ultravioletas (UV).

Nuestros cuerpos tienen la capacidad de reparar y regenerar las células dañadas. No obstante, el cristalino del ojo es una excepción y no se regenera nunca. Por esta razón, afecciones como las cataratas pueden ser el resultado del daño acumulado gradualmente por las proteínas del cristalino. Y este daño es causado normalmente por la radiación ultravioleta.

Una exposición excesiva a los rayos UV en la infancia es especialmente dañina para los ojos, aunque posiblemente las consecuencias no se vean hasta mucho más tarde. La radiación ultravioleta también contribuye al desarrollo de la degeneración macular relacionada con la edad, que consiste en un deterioro de la mácula del ojo (el centro de la retina). Asimismo, una exposición excesiva al sol puede provocar cáncer de piel (conocido también como melanoma) en los párpados.

Cómo proteger los ojos de los rayos UV

filtrouv• La mejor manera de proteger los ojos de los efectos nocivos de la radiación ultravioleta es usar un filtro UV que evite que los rayos dañinos entren en el ojo. Las gafas y las lentes de contacto pueden incorporar una protección UV.

• Algunas lentes de contacto tienen filtros UV* incorporados en el material de las lentes, que ayudan a protegerte a lo largo de todo el año, no solo en los días soleados de verano.

• Las gafas de sol no absorben todos los rayos UV, ya que la luz del sol llega a los ojos por los laterales de las gafas. El uso de lentes de contacto con filtro UV te proporcionará una protección adicional.

• No todas las gafas de sol proporcionan el mismo nivel de protección. Unas buenas gafas de sol con una protección eficaz deberían poder absorber tanto los rayos UVA como los rayos UVB. Si bien todas las gafas de sol bloquean la radiación UVB, unas buenas gafas también debería poder absorber entre un 99 y un 100% de los rayos UVA.

• Elije gafas grandes que se adapten bien a tus ojos. Para evitar que la luz del sol llegue a los ojos por los laterales de las gafas, utiliza gafas de tipo envolvente.

• Las costosas gafas de sol de diseñadores o los cristales polarizados no necesariamente garantizan una protección eficaz contra los nocivos rayos del sol.

• Las gafas de sol normales – que no disponen de una certificación de protección UVA/UVB – pueden causar aún más daño a tus ojos, porque los cristales oscuros hacen que las pupilas del ojo se dilaten, permitiendo que una mayor cantidad de rayos UVA penetren y dañen la retina y el cristalino del ojo.

• Los niños también necesitan protección para los ojos. Al igual que ocurre con la piel, la mayor parte del daño causado por el sol en los ojos se produce en los primeros años de desarrollo de la persona. Por esta razón, es vital proteger a los niños de los efectos nocivos del sol.

• La luz del sol alcanza su mayor intensidad entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde, lo que significa que es en este periodo de tiempo más peligrosa es para la piel la radiación ultravioleta. No obstante, estudios recientes muestran que el riesgo para los ojos es mayor a media mañana y al final de la tarde, por lo que debes asegurarte de protegerlos todo el día.

• La luz reflejada puede causar quemaduras en los ojos. A gran altitud, en montañas nevadas, playas de arena y superficies de agua reflectantes como lagos, ríos o el mar, la exposición del sol puede ser mucho más intensa.

• Una buena nutrición también puede contribuir a proteger tus ojos. La luteina, presente en alimentos como la col rizada, las espinacas, el brécol y muchas frutas y verduras amarillas o naranjas, actúa como un antioxidante que protege las células. Ayuda a prevenir que la luz azul nociva alcance – y, por lo tanto, dañe – al tejido posterior sensible de la retina. Así pues, la luteina ayuda a reforzar la protección que ofrecen las lentes de contacto y gafas con filtro UV.
* En ningún caso el filtro UV de las lentes de contacto puede sustituir a las gafas de sol con filtro UV ya que no cubren totalmente el ojo ni el área circundante.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario